EXPO. RAJA Y GRIETA. JESÚS ZURITA Y LA COLECCIÓN DEL CENTRO JOSÉ GUERRERO

IMG_0420

Hay museos que son espacios expositivos y museos que son museos de por sí. El centro José Guerrero pertenece al último grupo.

Aquí os dejo un VIDEO de la visita.

En Granada, en un callejón pegado a un lateral de la catedral, está este espacio donde se cuida y se cura la obra del artista José Guerrero. Es de estos sitios que me gusta llamar “asequible” por varias razones. Para empezar, entrar es gratis. Entras literalmente como por la puerta de tu casa. Más fácil porque no necesitas llave, cuando ya estás dentro leyendo algo, alguien te pregunta tu código postal y listo.

Es asequible también porque tiene un tamaño que te permite hacer una visita fácil, relajada y te deja con ganas de más, no exhausto de pasillos y pasillos (así que si estáis iniciando a alguien en esto del arte, este es un sitio magnífico para comenzar).

Además, sorprendentemente no entra mucha gente (lo cual puso en peligro al centro hace unos años, pero fue salvado entre otras cosas gracias al apoyo de todos los que sabemos de la importancia que tiene preservar estos lugares). A pesar de estar pegado a la catedral, en una de las calles con más tránsito de turistas. La gente parece no ver las posibilidades que ofrece no solo la colección y las exposiciones, sino también el edificio.

Un paseo por el Centro José Guerrero, te reconcilia con la arquitectura. Me gusta subir las escaleras y pasear por las salas mientras cruje la madera, como acompañando la visita. Y al final arriba, las obras compiten con un ventanal enorme de luz que muestra parte de los tejados de la Catedral. Y ahí te puedes sentar el tiempo que quieras a mirar la sala desde otra perspectiva, a ojear los catálogos que tienen ahí sentados esperando que alguien los coja, o meterte en una pequeña habitación más recogida y sentarte a leer libros hasta que te canses de la paz.

Además esta vez fui doblemente afortunada. Porque la exposición actual es la relectura de la colección a través de los ojos y las manos de Jesús Zurita y su obra mural. ¡Esto sí que era nuevo! La pintura mural, cuánto tiempo llevaba sin pensar en ella. Una técnica que Guerrero trabajó brevemente y con la que Zurita conversa, entiende y se cuela como dice el título, entre sus rajas y grietas.

Es increíble la relación que se establece entre las obras, cómo Zurita estira el formato que José Guerrero mantenía con una escala humana, y lo lleva de suelo a techo en la segunda planta abriendo agujeros precisos en la pared con la pintura.

Cuando llegué a la tercera planta me senté simplemente a mirar. Pensé un rato en lo que significa el mural, en lo invendible, en lo personal que es por lo preciso que es para su espacio y la dificultad de transponerlo.

Bajé de nuevo, a ver el video en el que Jesús Zurita explica el proceso de la exposición y su lectura de la obra de Guerrero. Y ahí sí que no os puedo ayudar, tenéis que ir a verlo. Hasta el próximo 2 de Octubre os estará esperando.

 

Anuncios