FERIAS. ARTSEVILLA

Artsevilla

¡Y segunda feria de arte de la temporada!. Artsevilla se presentó el 15 de Octubre en Fibes.

El concepto, no podía ser más distinto que el de Blur Art Fair. Hablamos en esta ocasión de una feria en un espacio “oficial” y con un formato clásico.

Además venía acompañada con una serie de eventos, entre ellos un congreso nacional de arte contemporáneo al que asistí ambos días.

Precisamente sobre la feria hablaba el otro día con dos compañeros más con los que quedé para tomar una cerveza y que se dedican, respetan y respaldan cualquier iniciativa cultural en la ciudad (digo esto, para que se entienda el contexto de la conversación). Y allí, comentando un poco todo, resumí con muy pocas palabras la experiencia. No he escrito nada hasta ahora porque no se exactamente qué decir.

Para empezar creo que es una excelente noticia que estén pasando estas cosas en Andalucía y en Sevilla concretamente. Todas las iniciativas y todos los proyectos que apoyan el arte son buenas noticias. Además me encantó la idea de que hubiera un congreso paralelo. Me apunté enseguida deseando poder escuchar un poco más sobre lo que está pasando a nivel nacional en esto del arte contemporáneo. Es decir, la primera sensación, muy muy buena.

Llegar a Fibes no es fácil, más con la que estaba cayendo esos días, pero merece la pena cuando vas con ganas (si se puede llegar a ARCO o a Basel, se puede llegar a cualquier sitio). Algunas de las conferencias fueron realmente interesantes; me encantó escuchar a Fernando Francés hablar de la gestión del CAC de Málaga y cómo han sabido salirse del museo y mirar hacia la ciudad. Un ejemplo a seguir y un gusto oír a alguien que habla muy claramente. Manuel León, fantástico también, muy claro, muy convincente y con mucho que decir, nos lo apuntamos. Muy interesante también la mesa redonda de artistas con Simón Arrebola, Ana Barriga Oliva y Mercedes Pimiento, y por otro lado disfruté bastante la charla de Carlos Delgado Mayordomo y su mirada sobre el comisariado de exposiciones.

Vi el congreso como una oportunidad estupenda para escuchar a estas personas, preguntar mis dudas, compartir lo que pudiera y comprender un poco mejor el contexto del arte contemporáneo en el sur. El resultado fue bueno, pero muchos comentábamos en los descansos que sentíamos en el aire la endogamia de la Universidad de Sevilla, le faltó “nacional” al congreso. Desafortunadamente tras asistir a las 4 primeras “comunicaciones libres” sentí que el techo se iba acercando al suelo y preferí irme.

Por otro lado en la selección de galerías, a simple vista faltaban nombres relevantes que o bien no han querido apoyar el proyecto o bien no han encontrado fácil el camino a la feria por la razón que sea. Aún así, eran alrededor de 20 galerías las que estaban distribuidas en el espacio, y se podía respirar un ambiente con ganas y animado, que es al fin y al cabo lo que queremos todos.

Realmente no tengo datos concretos de las ventas ni de las visitas, solo puedo juzgar por lo que vi y lo que experimenté. Mi conclusión es que me quedo con el proyecto como tal, creo que hay muchas cosas mejorables en relación a la publicidad, la captación de mercado y coleccionistas o el perfil de la feria, pero como decía antes, hablar es tan fácil como coser y cantar, así que por ahora, pasada la primera edición, me limito a alegrarme por la idea, y a esperar con ganas la siguiente edición.

 

Anuncios