BRUSELAS. MAISON PARTICULIÈRE. CONVIVIR CON EL ARTE

Maison particuliÈre

“Convivir con el arte”. Esa es la idea que Maison Particulière quiere transmitir.

Esta organización sin animo de lucro, se encuentra en una casa espectacular del barrio de Ixelles en Bruselas.

La casa se presenta como un espacio en el que puedes vivir, al igual que podrían hacerlo sus dueños, con la selección de obras que tienen presentes en cada estancia. Tumbarte en alguna chaise longe a contemplar las obras (o no) teniendo por ejemplo, el ventanal que da al jardín a tu lado.

Las piezas que se pueden ver allí pertenecen a exposiciones temporales montadas a partir de obras que diferentes coleccionistas ceden para la muestra.

La relación que se genera entre el propietario, su propio hogar y la obra, se traslada al visitante que hace uso de las estancias, del mobiliario disponible y de la privacidad que se siente en cada sala de la casa.

Actualmente hay presentadas varias obras de las que muchas veces ves en ferias y museos y piensas “¿y esto cómo lo pones en tu casa?” o “pero esto luego dónde lo metes?”. La respuesta es simple: en una casa así.

Piezas de gran formato, difíciles, delicadas, muy pesadas… Más de una pieza de videoarte, con y sin sonido… nada cómodas, poca pieza decorativa, y al mismo tiempo todas lo son. Todas al entrar en una casa conviven con lo que allí tienes, con la foto de la boda y la colección de sellos. Así es convivir con el arte, son piezas que se adaptan a tu vida y a tu casa, que con el tiempo desaparecen en lo cotidiano y de vez en cuando te dan el placer de pararte, observarlas y no poder evitar sonreír pensando en el privilegio que tienes de que formen parte del dibujo de tu casa.

ADS_6648

Pero no son solo las obras de arte las que llaman la atención en esta casa, si no también el mobiliario. Sillones, sillas y mesas icónicas, de aquellas que te preguntas si realmente son tan tan cómodas, o si verdaderamente valen tanto o su precio responde solo al mito que las envuelve. Esta quizás es una pregunta que hay que hacerse también sobre las propias obras de arte… pero ya hablaremos de eso en otra ocasión.

ADS_6737

La entrada es carita, es decir, os vais a dejar el pellizco de 10 euros.

Si como yo, vais con gente a la que no le apasiona el arte contemporáneo, quizás prefieran quedarse por el barrio, que ofrece muchas otras opciones mientras vosotros paseáis por la casa. Además, Maison Particulière, te da la posibilidad de conocer un poco más de Bruselas desde las vistas de la casa al propio interior del barrio, los largos y estrechos jardines de cada una de las casas, hechos de piedra cubierta de verde, bancos de madera, invernaderos y alguna construcción que tuvo que ser una caballeriza en su día. Todo esto envuelto en el gris eterno de esta ciudad en la que parece que el sol no termina de brillar nunca.

ADS_6684

Al final de la visita (o al principio, estáis en vuestra casa), pasad por la biblioteca, y coged una galleta y algo de beber mientras hojeáis los libros y revistas disponibles.

ADS_6655

La exposición actual “Obsession” recoge obras de varias colecciones y algún préstamo de artista. Cada obra mostrada ha sido seleccionada por los propios coleccionistas, lo cual le da continuidad a la propia idea del espacio personal y la relación entre el coleccionista y su casa.

Anuncios